Desde nuestros inicios, hemos mantenido nuestra adherencia a los principios de conservación de energía y protección ambiental. Continuamente trabajamos para reducir la contaminación por medio de la producción y fabricación de productos con eficiencia energética.

Nuestros productos cumplen completamente con los requisitos RoHS. Por ejemplo, nuestra batería recargable de LiFePO4 está libre de cualquier tipo de metal pesado o metal raro, por lo que no es tóxica y libre de contaminación. No se producirán daños ambientales durante la producción o uso. Sin embargo, algunos productos similares como baterías de plomo ácido contienen una gran cantidad de plomo, lo que causará una contaminación secundaria al ambiente si se maneja inapropiadamente.

Nuestro cargador solar también es un producto ecológico. Primero convierte la energía solar en energía eléctrica y luego la almacena en la batería integrada por medio del circuito de control. También puede emplear energía solar para suministrar la electricidad directamente a teléfonos móvil u otros productos digitales. Pero esto depende enormemente de la luminosidad solar. Si la luz solar no está disponible, el cargador solar puede cambiar de AC a DC y almacenarla en la batería integrada.